Alba Chaves

Evolución del estilo artístico

El objetivo de este post es únicamente contar mi experiencia y proceso evolutivo en la búsqueda de mi propio estilo artístico por si le puede ser de utilidad a alguien.

Siempre me ha gustado el arte, desde muy pequeña. Era de esas niñas que pintaban las paredes y cualquier superficie que prestara unas condiciones básicas para esta actividad. Siempre lo hice como vía de escape, me tranquiliza y me evade del mundo.

¿Cómo definir tu propio estilo artístico?

Hasta acabar la ESO dibujaba y pintaba sin preocupación alguna, sin darle importancia a la finalidad de cada dibujo. Cuando llegué a bachillerato esto cambió. Lo cursé por la modalidad artística, lo recuerdo como una experiencia genial, aprendí mucho y conocí a gente interesante. En estos dos años tan intensos las profesoras de la rama artística nos hacían hincapié en que debíamos buscar nuestro “propio estilo” y sacarle el máximo partido. Probamos todas las técnicas plásticas posibles y con la que más cómoda me sentía era con la acuarela. Mi primer “estilo” fue línea y sombras a lápiz y un toque de color con acuarela.

estilo artístico
Tener un estilo propio define tu personalidad como artista aunque no es un proceso sencillo.

Este estilo tuvo que cambiar poco después, porque el lápiz no acababa de convencerme. Fue entonces cuando decidí cambiar el lápiz por un bolígrafo bic negro, seguía mucho a artistas que dibujaban con bolígrafo y siempre me había llamado mucho la atención.

Los referentes artísticos que tengas te ayudarán en el proceso de crear tu identidad artística.

El bolígrafo bic negro y la acuarela fue la segunda adaptación de “mi propio estilo“.

Arte digital

Estuve muchos años con ese estilo, me acomodé y me parecía imposible salir de ahí. Cuando pensé que ya estaba ubicada, todos mis referentes empezaron a hacer un cambio, adaptando su estilo al mundo digital. La digitalización dejó a un lado las artes plásticas. Me compré una tableta gráfica para probar esta nueva técnica pero no fue hasta dos año después cuando realmente le di la oportunidad. Salir de la zona de confort nunca fue sencillo. Me resigné muchísimo a que eso tuviera que llegar.

Además me empecé a interesar muchísimo por la lucha feminista y entré en un bucle de intentar visibilizar esto a través de mis dibujos y era más sencillo hacerlo con la técnica con la que más cómoda me sentía.

Tras esta resignación y durante un proceso de crecimiento personal me enfrenté a hacer el cambio de papel a pantalla. Teniendo como base mi identidad artística en artes plásticas traté de adaptarla y buscar la manera de sentirme cómoda en este nuevo medio y no fue tan difícil como me lo imaginaba. Siempre teniendo claro que quería seguir con una temática activista feminista.

Investigando un poco antes de empezar con el proyecto en Instagram descubrí el concepto “artivismo feminista” y sentí muy identificada:

Artivismo es un acrónimo formado por la combinación de las palabras “arte” y “activismo” con el significado de “arte con un contenido político explícito”.

¡Bien! lo había vuelto a conseguir. Pero el proceso de creación era demasiado largo: dibujo a mano en papel con bolígrafo negro, escanearlo y darle color con Photoshop. Fue entonces cuando me planteé invertir en un ipad, esta herramienta me permitiría realizar todo el proceso en el mismo dispositivo. Sería más rápido y mejoraría la calidad de mis trabajos.

Llevo desde la mitad de la cuarentena con el ipad y estoy encantada. Me siento muy cómoda con esta herramienta y muy contenta con los resultados finales. Esta es mi experiencia. Animo a todos los artistas a encontrar su propia personalidad y estilo artístico. Es un trabajazo pero merece mucho la pena.

Evolución del estilo artístico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba